domingo, 27 de octubre de 2013

TRUFAS AL CHAMPÁN


Todavía quedan un par de meses para Navidades pero no esta mal ir preparando algunas trufas y guardarlas bien,ya que duran unos 3 meses, así cuando tengamos a la familia,amigos,alguna visita inesperada quedaremos bien ofreciendo un café con trufas o las podemos sacar de postre.
El año pasado me dio por hacer trufas pero siempre las hacia con nata y la verdad es que estaban muy buenas pero como llenan!
La semana pasada me fui a Bayona(Francia) y asistí a un taller de trufas al champán, para mi sorpresa la receta era bastante diferente a como yo las hacia pero siempre esta bien aprender recetas nuevas de otros lugares.Ademas me parece una receta como muy auténtica francesa ya que llevan champán, aunque tengo que deciros que cuando las pruebas a penas se aprecia su sabor.


Ingredientes:  
Para el ganache:
- 200 gr de chocolate negro (en pepitas o en tableta)
- 100 gr de champán.
Para la cobertura:
- chocolate negro,
-   el polvo no azucarado,
-  azúcar glass(opcional).

Elaboración:
Primero haremos el ganache:
Derretir las pepitas o la barra de chocolate troceada al baño María.
Calentar el champán al baño María pero sin que llegue a hervir.
Mezclar el chocolate con el champán y batir con la batidora electrica bien, así quitaremos el  aire y  el ganache irá cogiendo consistencia.
Cuando la pasta haya cogido cuerpo,lo pasamos a una manga pastelera.
Depositamos pequeñas cantidades sobre un papel sulfurizado o un mantelito de silicona.
Dejamos reposar unos 5 minutos en el frigorífico para que endurezcan un poco.
Ahora hacemos la cobertura:
Derretir el chocolate negro al baño María,para que la cobertura este en su punto,tiene que estar entre 30-33 grados(podemos probar justo debajo del labio que es un lugar muy sensible,el chocolate tiene que estar tibio).
Sacamos las trufas del frigorífico,las pasamos un poco por azúcar glass y hacemos una bolita(esto es optativo,sólo si queréis que sean redondas y no queréis mancharos mucho las manos).
Cogemos la bolita con un tenedor y lo metemos en el chocolate tibio y que se cubra bien,quitamos el excedente de chocolate y lo rebozamos con cacao.Las metemos un ratito en el frigorífico y si no las vamos a consumir, las guardamos en una caja hermética en un lugar fresco y seco(en el frigorífico no),lo ideal sería en una bodega a la misma temperatura que se guardan los vinos.
Et viola!listas para comer!


Publicar un comentario